El Círculo de Consumidores

Página de Inicio » Círculo de Consumidores »

Precauciones en el consumo de alimentos - Disertación

Presentamos algunos conceptos que el Dr. Arturo Juan Stockman brindó en su disertación,  el día 27 de Mayo de 2010  en Gral. Villegas,  a las delegaciones del Círculo presentes.

 

Desde la ubicación de los alimentos en la naturaleza y sus formas de obtención, durante los procesos de transformación, conservación y envasado, en las distintas etapas de la distribución comercial y hasta en el consumo, existen momentos, lugares y formas en que los alimentos pueden relacionarse con posibles causas de daño para la salud.

 

Teniendo en cuenta que para cada mecanismo de relación, existe un procedimiento de prevención, resulta imprescindible poseer el conocimiento necesario y proceder con la actitud concordante, ya que estos son los recursos preventivos. Esto, tanto es válido para las distintas etapas de la cadena de abastecimiento, como a partir del preciso momento en que el consumidor toma posesión del alimento ingresándolo al consumo.

Las buenas prácticas en el consumo son herramientas que se centralizan en la higiene y mantienen distancia de los riesgos.

Condiciones que se deben observar en el lugar y al momento de la adquisición de productos:

  • Calidad edilicia
  • Orden y limpieza
  • Ausencia de insectos
  • Aseo y hábitos por parte del manipulador
  • Disponibilidad y estado de equipos de frío
  • Estado de los envases expuestos para la venta
  • Lectura de rótulos (etiquetas) y actitud concordante con las indicaciones contenidas en el mismo (requisitos de conservación, fecha de vencimiento, información nutricional, etc.)
  • Observación de los caracteres organolépticos cuando corresponda
 

Recomendaciones generales a partir del momento en que el consumidor está en posesión del alimento:

  • Traslado inmediato al hogar, brindando la mayor protección contra cualquier agresión del ambiente.
  • Priorizar la guarda de los productos que tienen al frío como recurso de conservación. En estos casos, evitar contaminación cruzada respetando ubicaciones en la heladera que no impliquen relaciones de vecindad incompatibles con la higiene. Recordar de efectuar periódicos controles en la capacidad de generación de frío, principalmente antes de la época estival.
  • Para el resto de los productos, guardar ordenadamente en lugar limpio, fresco, seco y fuera del alcance de vectores (insectos y roedores).
  • De ser necesario envoltorios, disponer de material adecuado y de primer uso.
  • Recordar que, previo a la manipulación de alimentos, deben lavarse las manos. Esto ha de hacerse al tocar alimentos crudos y antes de tocar los cocidos; después de levantar objetos del piso; de contactar suciedad o residuos; luego de haber concurrido al baño; de haber cambiado pañales; al toser; al estornudar; después de acariciar animales domésticos y siempre que haya dudas o sospecha de que puedan ser vehículo de contaminación.
  • Paralelamente, mantener las superficies que contactarán alimentos en buenas condiciones de uso y limpieza, efectuando la reposición cuando sea necesario.
  • Es recomendable poseer utensilios y tablas de corte diferenciados para crudos y cocidos. El uso de colores facilita su manejo. Estos utensilios deben limpiarse y guardarse en seco después de su uso. Aproximadamente tres gotas de lavandina en un litro de agua o el uso de productos autorizados, es un recurso útil para la desinfección.
  • Al momento de la cocción, tener en cuenta que resulta imprescindible que ésta sea suficiente y uniforme, excediendo la temperatura de 75°C, según el caso y en forma ininterrumpida. Particularmente la carne picada, la cual a diferencia de la carne en trozos, posee bacterias diseminadas en toda la masa carnea por la acción del picado y mezclado. Pero, tener en cuenta que si bien el calor de la cocción destruye a la mayoría de las bacterias, no alcanza a esterilizar. Es decir, siempre sobreviven algunas, que serán muchas o pocas, pero que representan un riesgo. Además, el calor de la cocción no desnaturaliza a las toxinas termoresistentes que se hubiesen producido en el alimento crudo, por inadecuada manipulación del mismo (falta de higiene) o incorrecta conservación (ruptura de la cadena de frío). Es decir, la cocción no corrige los errores anteriores a ella.
  • La ingestión de comidas debe ser inmediatamente después de cocidas. De ser en otro momento, éstas deben ser guardadas en frío. El enfriamiento de lo recién cocinado debe hacerse atravesando el rango de riesgo térmico lo más rápidamente posible (entre 45° y 10°) y en cualquier caso llegar a y mantenerlos en los 4°C como máximo.
  • En caso de recalentar, se hará por única vez y a la misma temperatura de cocción.
  • Tener en cuenta que frutas y especialmente las verduras, deben ser minuciosamente lavadas antes de su consumo.

 

Estas son unas pocas recomendaciones de un caudal cognitivo mayor y muy abarcativo. Por lo tanto, solo se busca con esto la motivación en el consumidor para que recurra al conocimiento y actúe en consonancia.

Las buenas prácticas en el consumo son herramientas que se centralizan en la higiene y mantienen distancia de los riesgos.


Condiciones que se deben observar en el lugar y al momento de la adquisición de productos:

Calidad edilicia
Orden y limpieza
Ausencia de insectos
Aseo y hábitos por parte del manipulador
Disponibilidad y estado de equipos de frío
Estado de los envases expuestos para la venta
Lectura de rótulos (etiquetas) y actitud concordante con las indicaciones contenidas en el mismo (requisitos de conservación, fecha de vencimiento, información nutricional, etc.)
Observación de los caracteres organolépticos cuando corresponda

 

Recomendaciones generales a partir del momento en que el consumidor está en posesión del alimento:

Traslado inmediato al hogar, brindando la mayor protección contra cualquier agresión del ambiente.
Priorizar la guarda de los productos que tienen al frío como recurso de conservación. En estos casos, evitar contaminación cruzada respetando ubicaciones en la heladera que no impliquen relaciones de vecindad incompatibles con la higiene. Recordar de efectuar periódicos controles en la capacidad de generación de frío, principalmente antes de la época estival.
Para el resto de los productos, guardar ordenadamente en lugar limpio, fresco, seco y fuera del alcance de vectores (insectos y roedores).
De ser necesario envoltorios, disponer de material adecuado y de primer uso.
Recordar que, previo a la manipulación de alimentos, deben lavarse las manos. Esto ha de hacerse al tocar alimentos crudos y antes de tocar los cocidos; después de levantar objetos del piso; de contactar suciedad o residuos; luego de haber concurrido al baño; de haber cambiado pañales; al toser; al estornudar; después de acariciar animales domésticos y siempre que haya dudas o sospecha de que puedan ser vehículo de contaminación.
Paralelamente, mantener las superficies que contactarán alimentos en buenas condiciones de uso y limpieza, efectuando la reposición cuando sea necesario.
Es recomendable poseer utensilios y tablas de corte diferenciados para crudos y cocidos. El uso de colores facilita su manejo. Estos utensilios deben limpiarse y guardarse en seco después de su uso. Aproximadamente tres gotas de lavandina en un litro de agua o el uso de productos autorizados, es un recurso útil para la desinfección.
Al momento de la cocción, tener en cuenta que resulta imprescindible que ésta sea suficiente y uniforme, excediendo la temperatura de 75°C, según el caso y en forma ininterrumpida. Particularmente la carne picada, la cual a diferencia de la carne en trozos, posee bacterias diseminadas en toda la masa carnea por la acción del picado y mezclado. Pero, tener en cuenta que si bien el calor de la cocción destruye a la mayoría de las bacterias, no alcanza a esterilizar. Es decir, siempre sobreviven algunas, que serán muchas o pocas, pero que representan un riesgo. Además, el calor de la cocción no desnaturaliza a las toxinas termoresistentes que se hubiesen producido en el alimento crudo, por inadecuada manipulación del mismo (falta de higiene) o incorrecta conservación (ruptura de la cadena de frío). Es decir, la cocción no corrige los errores anteriores a ella.
La ingestión de comidas debe ser inmediatamente después de cocidas. De ser en otro momento, éstas deben ser guardadas en frío. El enfriamiento de lo recién cocinado debe hacerse atravesando el rango de riesgo térmico lo más rápidamente posible (entre 45° y 10°) y en cualquier caso llegar a y mantenerlos en los 4°C como máximo.
En caso de recalentar, se hará por única vez y a la misma temperatura de cocción.
Tener en cuenta que frutas y especialmente las verduras, deben ser minuciosamente lavadas antes de su consumo.


Estas son unas pocas recomendaciones de un caudal cognitivo mayor y muy abarcativo. Por lo tanto, solo se busca con esto la motivación en el consumidor para que recurra al conocimiento y actúe en consonancia.

10 de Septiembre de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

Familia, medios y miedo - Disertación Lic. Guillermina Rizzo

Entrevista emitida por LU2 (31/8/10) a la Lic. Guillermina Rizzo, a propósito de las disertaciones en las distintas sedes del Círculo:  

09 de Septiembre de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

Disertación sobre Acuífero Guaraní

Acuífero GuaraníSistema Acuífero Guaraní

Dr. Jorge N. Santa Cruz - INA

http://www.ina.gov.ar/internas/guarani.htm

El denominado Sistema Acuífero Guaraní es uno de los reservorios de agua subterránea más grandes del mundo, encontrándoselo en el subsuelo de un área de alrededor de 1.190.000 kilómetros cuadrados (superficie mayor que las de España, Francia y Portugal juntas) por lo que también en un momento se lo denominó "el Acuífero Gigante del Mercosur".

Seguir leyendo »

17 de Junio de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

El Círculo en el camping municipal de Río Colorado

Este es un videclip realizado por uno de los participantes de la reunión en el que recopiló imágenes de paisaje con segmentos de la reunión

19 de Mayo de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

Bicentenario

Camino al bicentenario

 

14 de Mayo de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

Disertación sobre Acuífero Puelches y Pampeano

ACUIFERO PUELCHES - Explotación y vulnerabilidad –

Instituto Nacional de Agua - Dra. Dora Sosa

 

El Instituto Nacional del Agua - INA - es un instituto descentralizado de la Subsecretaria de Recursos Hídricos de la Nación, tiene sede en cinco provincias. En Buenos Aires, en Ezeiza, en Mendoza donde hay 2 centros, uno dedicado específicamente a la parte de economía y legislación del agua, el CRAS que es el Centro dedicado pura y exclusivamente a Aguas Subterráneas que esta en San Juan y el Centro Regional Litoral de donde somos nosotros que tiene sede en la ciudad de Santa Fe. Nuestro propósito es la investigación y el servicio a la comunidad.

Seguir leyendo »

26 de Abril de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (1)

Ponencia: Los derechos de los niños y la crisis

 

En concordancia con el cumplimiento de los 50 años de la Declaración de los Derechos de los Niños, adherimos a sus postulados, como instrumento que compromete en responsabilidades y obligaciones al Estado, la sociedad civil y la familia.
También como instrumento de una nueva concepción que considera a los niños como sujetos de derecho en sentido pleno.

Requerimos contar con políticas públicas adecuadas para el cumplimiento y la protección integral de los derechos de los niños, con el compromiso y la participación de todos los actores sociales.

Nuestra intención es promover la toma de conciencia por parte de nuestros con-vecinos y motivar a las entidades responsables, a respetar, proteger y garantizar esos derechos, actuando de manera preventiva ante situaciones que pudieran vulnerarlos.

Propuestas:

Las propuestas apuntan a generar actividades-acciones preventivas y comprometidas de acompañamiento a niños, niñas, jóvenes y familias de la localidad, conformando Redes Sociales.
Para ello proponemos el trabajo interdisciplinario e interinstitucional de familias, ONGs, Iglesias, Escuelas, Jóvenes, Municipios, Concejos Deliberantes, Organismos de Seguridad y otras instituciones que se ocupen de niños y adolescentes.


Río Colorado - Guatraché - Gral. Roca

Proponemos:

•    Talleres de Oficios:

Carpintería, arreglo de bicicletas, electricidad.
Costura, disfraces, repostería, decoración, títeres, cocina, peluquería, artesanías, etc.

•    Charlas para adolescentes (con profesionales locales o de la zona).

•    Talleres para familias: (ej. Escuelas para padres, charlas).

•    Actividades recreativas para el uso del tiempo libre de niños, adolescentes y familias (ej. “Domingos de Plaza”: fogones, música, guitarreadas, teatro, certámenes de pintura, cuentos, deportes, ajedrez)

•    Generar grupos de adolescentes solidarios.

•    Campañas de promoción de la salud (prevención primaria y secundaria).


Cabildo - Gral. Cerri - Punta Alta

Proponemos:

•    Talleres para niños y niñas (artesanías, tejido, electricidad, tapicería, mecánica, otros).

•    Charlas para las familias (ej. escuela para padres, con profesionales de la localidad y zona).

•    Cancha de Midgets – Cabildo: Organización de carreras de bicicleta y/o motos con supervisión de adultos.

•    Actividades deportivas – Punta Alta: en Soc. de Fomento.

Responsable:  Lic. Diana Vergara                     
Bahía Blanca, Noviembre de 2009

16 de Febrero de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

Ponencia: Los humedales y la calidad del agua


Teniendo en cuenta que el agua constituye un recurso esencial para la vida, no sólo de las personas sino también de los ecosistemas y la importancia de los humedales en cuanto reservorios naturales y/o artificiales del mismo, se solicita a las autoridades del Partido de Bahía Blanca –Poder Ejecutivo y Legislativo- impulsar acciones tendientes a preservar los humedales costeros e interiores del distrito. El objetivo de la petición es disponer de los “servicios naturales” que brindan los humedales; entre ellos, garantizar una mejor calidad del agua tanto para el consumo humano como para el desarrollo de los ecosistemas acuáticos. En consecuencia, se sugiere:

1.    Gestionar financiación –ante organismos nacionales e internacionales-tendiente a organizar talleres donde se informe y eduque a la sociedad de Bahía Blanca y área de influencia sobre la finitud del recurso agua, la necesidad de restringir su utilización para cubrir las necesidades básicas y la importancia de conservar los humedales tanto como reservorios como por su función dilusiva de contaminantes a efectos de conservar la calidad del agua.

2.    Solicitar a los poderes municipales que se trabaje en medidas tendientes mejorar el abastecimiento de agua de buena calidad (potable) para consumo de la población del distrito. Insistiendo en que la planificación no sólo debe hacerse para afrontar la contingencia –escasez de agua por razones climáticas- sino también para el mediano y largo plazo.

3.    Asimismo, fomentar la realización permanente de charlas, mesas de debate, concursos para los más pequeños y otras actividades complementarias en colaboración con las diferentes ONGs con el propósito de incrementar la conciencia sobre la escasez del recurso agua tanto en la región como en el planeta.

4.    Dada la importancia de los recursos naturales que goza la Argentina: hídricos, bosques, minería, paisajísticos y marítimos, solicitar a las autoridades municipales, provinciales y nacionales la gestión sostenible a largo plazo de los mismos.

16 de Febrero de 2010. Archivado en: Talleres | Comentarios: (0)

« Entradas anteriores

Contactanos Libro de quejas, Agradecimientos, Sugerencias y Reclamos

Asociados

Búsqueda

";