Coopenoticias

Página de Inicio » Coopenoticias »

2 de Julio - Día de las Cooperativas

 

El lema elegido para celebrar este año el Día Internacional de las Cooperativas pone de manifiesto la importancia que revisten los esfuerzos del movimiento para promover sus valores y principios entre las nuevas generaciones.

El primer sábado de julio, según lo dispusiera en 1923 el Comité Ejecutivo de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI), se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de las Cooperativas, con el propósito de reafirmar y difundir los valores y principios que animan al movimiento cooperativo.

Si bien existieron algunas propuestas previas, nuestro país tuvo una gravitante participación en la decisión de fijar una fecha de celebración con carácter universal. Es que en 1919 el Primer Congreso Argentino de la Cooperación resolvió sugerir a la ACI que establezca la "Fiesta de la Cooperación", proponiendo el 21 de diciembre, aniversario de la apertura en 1844 del almacén cooperativo de los Pioneros de Rochdale. La iniciativa fue aceptada pero la fecha se llevó –por razones climáticas– a los inicios del verano en el hemisferio norte.

En 1995, como adhesión al centenario de la Alianza, la Asamblea General de las Naciones Unidas hizo una invitación a los gobiernos, organismos internacionales y organizaciones cooperativas a observar anualmente el “Día Internacional de las Cooperativas”, reconociéndolas como “un factor indispensable para el desarrollo económico y social de todos los países”.

A partir de entonces, cada año el lema de la conmemoración es decidido por el Comité para la Promoción y el Progreso de las Cooperativas (COPAC), un ente que integra la ACI junto a la ONU, la FAO y la OIT.

Cooperativismo y juventud

En esta oportunidad, aprovechando que se está transitando el Año Internacional de la Juventud declarado por las Naciones Unidas, el tema escogido por el COPAC fue “La juventud, el futuro de la empresa cooperativa”.

Esa elección ha respondido a la necesidad de promover la participación de los jóvenes en el movimiento cooperativo, teniendo en cuenta que en muchos países la juventud desconoce los aspectos básicos de este sistema de economía solidaria y por lo tanto no puede apreciar su inmenso potencial, con el agravante de que tampoco los contenidos escolares informan sobre el tema.

Es preciso manifestar a los jóvenes que el modelo cooperativo les ofrece una vía para solucionar sus necesidades, crear sus propios emprendimientos y adherir a empresas que procuran sus objetivos mediante prácticas de negocios más democráticas, responsables y éticas.

También las cooperativas brindan oportunidades de empleo digno a la juventud, colaboran en su educación y capacitación, y fomentan su participación tanto en las entidades ya existentes como en la creación de sus propias organizaciones.

Hay que tener en cuenta, además, que la economía mundial se encuentra atravesando uno de los momentos más difíciles de su historia, provocando graves consecuencias sociales en amplios sectores de la comunidad, especialmente los juveniles.

Específicamente en Latinoamérica, todos los estudios señalan que, al margen de las situaciones de pobreza y exclusión que sufre buena parte de la población, los jóvenes padecen otras problemáticas que los convierten en el grupo de mayor vulnerabilidad. Un ejemplo de ello queda evidenciado en la precaria incorporación al mercado de trabajo debido a las altas tasas de desempleo y subempleo juvenil, que en casi todos los países de la región duplican y hasta triplican las correspondientes a los adultos, no disminuyendo aún en marcos de crecimiento económico y aumento de la oferta laboral.

Dentro de tal contexto, la economía social se consolida como una alternativa real para revertir ese fenómeno, ya que propone un modelo que permite emprender la actividad laboral desde principios democráticos y solidarios, procurando una mayor justicia social.

Una apuesta estratégica

Desde hace varios años, la Alianza Cooperativa Internacional viene bregando por brindar a la juventud un lugar destacado, reconociendo el papel de las nuevas generaciones en el desarrollo del movimiento cooperativo. En este sentido, ha diseñado acciones que ofrezcan protagonismo a los jóvenes, considerándolos como sujetos activos y reconociendo sus necesidades presentes, al contrario de otras propuestas que se preocupan más por su potencial a futuro.

La filial americana de la ACI, por ejemplo, creó un espacio de encuentro para los jóvenes cooperativistas destinado al intercambio de opiniones y a la presentación de propuestas de solución. Se trata de un Comité que tiene, entre otras finalidades, la de promover y apoyar el desarrollo de las agrupaciones juveniles cooperativistas en el continente.


29 de Junio de 2011. Archivado en: Aniversarios | Comentarios: (0)

Comentarios

No hay comentarios en esta entrada



Dejá tu comentario

Nombre (requerido)

E-Mail (requerido)

Localidad

Comentario (requerido)

Contactanos Libro de quejas, Agradecimientos, Sugerencias y Reclamos

Asociados

Búsqueda

";